Curly Commas Blog


La memoria efímera, el recuerdo permanente

Llevar la cámara siempre a cuestas tiene esas ventajas: captar momentos efímeros y convertirlos en recuerdos para toda la vida. Ya habíamos acabado con los turrones y la sesión de bingo cuando la abuela Margalida nos dio el mejor regalo. A sus 97 años, pocas veces adivina nuestros nombres pero sí que se acordó de los cuatro versos que los nietos recitábamos en Navidad.

A través de ella he querido enviaros mis mejores deseos para este 2015 y aprovechar para presentaros nueva web y recién estrenado blog. Nos modernizamos, crecemos, aprendemos… pero sobre todo hacemos lo que más nos gusta hacer: contar historias que lleguen a quien está al otro lado de la pantalla.

Feliz año a todos!!

Comparte esto...Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someone